¿Es tan importante limpiar la piel todos los días?

La primera rutina que deberías llevar a cabo si quieres tener una piel más bonita (y más limpia).  La suciedad con la que estamos en contacto en nuestro entorno se va depositando cada día en los poros, la polución o el polvo por ejemplo. Pero también, se van quedando los restos de las cremas que utilizamos, del protector solar, el exceso de sebo (grasa),  los restos de sudor… por lo que es indispensable que limpiemos nuestra piel cada día.  Si lo piensas detenidamente… ¿no te resulta «asqueroso» dejar ahí todas estas sustancias?

 

Beneficios de limpiar la piel cada día:

  • Mantienes a raya el exceso de grasa y evitas que los granos se infecten
  • Los productos que usas después resultan más eficaces
  • Tus poros seguirán estando ahí tal cual son, pero estarán mucho más limpios: sin puntos negros.

Y ¿de dónde proviene la suciedad? 

  • De origen endógeno: restos del sudor, sebo, células queratinizadas, sustancias orgánicas
  • De origen exógeno: polvo, restos de cremas, maquillaje, protector solar…

Gran parte de estas sustancias son oleosas y el agua por sí sola jamás va a retirar la suciedad.  Por ello es necesario usar cosméticos específicos que realicen esta función y arrastren estas partículas grasas de la piel.

¿Cómo escoger un buen cosmético limpiador?

  • Debe ser capaz de eliminar la suciedad liposoluble (soluble en grasa)  e hidrosoluble  (soluble en agua)
  • Debe respetar la superficie cutánea y no alterar su pH para evitar que la piel se irrite o se reseque demasiado
  • No debe ser demasiado astringente, porque podría causar irritación, o incluso resecar en exceso.

Al final de las rutinas, te pongo algunos productos de ejemplo 😉

¿Qué sucede si alteramos el pH de la piel?

La piel tiene el poder de restablecer el pH, pero tarda aproximadamente 6 horas en hacerlo.  Si abusamos de cosméticos muy fuertes que alteran el pH continuamente, podremos dañar el manto hidrolipídico.  Como resultado, nos estamos cargando esa barrera de protección que tiene la piel de manera natural y aumenta el riesgo de sufrir irritaciones o infecciones.

Si estás empezando a cuidar tu piel, y no eres muy constante, te invito a probar «la rutina sencilla  de 2 pasos».  Sin embargo, si sueles maquillarte a diario o quieres seguir una rutina más completa deberías optar por la doble limpieza.

 

 Rutina de limpieza facial de 2 pasos

  • Menos de 5 minutos
  • Mañana y noche

  1. Limpia con una espuma, leche limpiadora, gel suave o jabón sin jabón (syndet).  Aplica, masajea suavemente insistiendo en las zonas más propensas a la suciedad como la nariz, la frente y el mentón. Retira con una muselina, disco desmaquillante o esponja humedecida en agua templada.
  2. Seca con una toalla suave y termina pulverizando un tónico y tecleando sobre la piel hasta que se absorba. Puedes aplicar el tónico en discos de algodón y pasarlo a toquecitos por el rostro. Si tu piel es sensible no te recomiendo que arrastres los discos de algodón por el rostro, ya que acabaremos irritando demás. Y si la limpieza anterior está bien hecha, no tienes nada que arrastrar.

Ideal si…

  • no eres constante limpiando tu piel
  • tienes poco tiempo
  • tu piel es seca o muy seca
  • no te sueles maquillar

Doble limpieza

  • 7-10 minutos
  • Por la noche y por la mañana si tu piel es grasa o acneica. Para el resto, limpiar la piel según la rutina de 2 pasos.
  1. Usa un producto base oleosa: bálsamo, aceite, crema limpiadora… Aplícalo y masajea suavemente, retira con una muselina, disco desmaquillante  o esponja humedecida en agua templada  (si es necesario repite).
  2. Le sigue un producto base acuosa como un gel, espuma o jabón sin jabón (syndet). En el caso de la espuma aplica directamente, el jabón/gel deberás humedecerlo previamente para proceder a su aplicación. Masajea con suavidad y retira de igual modo, con muselina y agua templada. Y seca la piel con una toalla suave.
  3. Finaliza con la pulverización de un tónico. También puedes aplicarlo en tus manos y teclear sobre la piel para no desperdiciar producto. La mejor opción es pulverizar.

Ideal si…

  • te encanta darte un extra al final del día
  • quieres incorporar una rutina de limpieza más completa
  • tu piel es grasa, mixta o tendencia acneica.
  • te sueles maquillar

Desmaquillante de ojos

El desmaquillante específico de ojos suele tener un pH característico de esta zona: entre 7 y 7.5

Es importante que elijas un producto que respete el ojo ya que es una zona muy sensible.

¿Cómo hacerlo de la manera correcta?

Empapa un algodón con el producto y dejalo unos segundos sobre el ojo que vayas a desmaquillar. Después arrastra de arriba hacia abajo varias veces.

Es importante desmaquillar primero estas zonas para no estar llevando la suciedad por todo el rostro. La limpieza debe seguir este orden 😉

Bálsamo

El limpiador Carrot Butter te lo recomiendo para la doble limpieza. Esta manteca limpiadora cunde mucho, porque solo necesitas el tamaño de un garbanzo de producto para todo el rostro, calentar con la yema de los dedos y masajear ligeramente.

aceite 

Limpiador en aceite, si prefieres usar un limpiador más ligero que un bálsamo, esta combinación de aceites puede ser una opción. ¿Puedes usar otro aceite? Si tienes aceite de jojoba por ejemplo es válido para todo tipo de pieles

Espuma

Una espuma limpiadora también es una opción esta es muy ligera  y suave,  es de uva y aloe vera. Con una sola pulsación es suficiente para extender sobre todo el rostro y cuello. Puedes usarla para hacer la rutina sencilla o como segundo paso de la doble limpieza. Es suave y respetuosa con todo tipo de pielesLa piel queda muy fresquita y no deja nada de tirantez.

Gel

Usar un gel es ideal para las pieles más grasas. Para usar cómo único limpiador o como segunda parte de la doble limpieza.

Lo he probado en mi piel seca y sensible y no he notado tirantez. Es una mejor opción si lo comparamos con los jabones convencionales (hablo de ello más abajo).

Tónico

¿Podríamos prescindir de él? Si todos los productos limpiadores y el agua que usamos, tuviesen un pH adecuado sí, pero para curarnos en salud, lo mejor es que cierres tu rutina con una pulverización de tónico y un tecleo antes de aplicar la crema hidratante y/o el protector solar. Este es un tónico que he probado el último mes, pero hay infinidad de ellos. Además de restablecer el pH – su principal función, también puede tener propiedades calmantes, hidratantes, exfoliantes…

 

 

 

Todos estos productos puedes adquirirlos en Made in Tribe una tienda de cosmética natural de confianza con la que colaboro: todas las suscriptoras de la newsletter reciben un código de descuento en toda la tienda.  Si quieres unirte a mi comunidad y disfrutar del descuento, puedes hacerlo aquí

 

 

¿Qué sucede con los jabones, las aguas micelares y el aceite de coco?

 

1. Los jabones

La piel tiene un pH entre 4.5-6.5 si constantemente estamos desequilibrando el pH con productos demasiado alcalinos o ácidos, el manto hidrolípidico se verá afectado. y por lo tanto nuestra piel queda más expuesta a posibles irritaciones o infecciones. Los jabones suelen tener un ph alcalino (7.5-9) Lo que puede resultar un inconveniente en pieles secas, muy secas, mixtas y por supuesto las sensibles. Solo las pieles grasas con un pH de 4.5 podrían usarlos y no verse afectadas. pero considero que no es la mejor opción para usar a diario.

Yo los uso de vez en cuando en el cuerpo porque la mayoría de los que he probado huelen increíblemente bien, y me parece toda una experiencia sensorial.  El caso es que en verano mi psoriasis empeoró (que no suele pasar en verano, al menos en mi caso particular de psoriasis siempre mejora con los baños de mar y sol)  y valoré que podría ser por usar un jabón con pH demasiado alcalino todos los días.  Ahora solo lo uso esporádicamente o cuando salgo de viaje. Sigo buscando el jabón y champú sólido que tenga un pH más amigable con la piel. Por el momento, he decido probar los champús sólidos de INUIT, la marca me asegura que el pH está entre 5.5-6 ¡Ya te contaré más próximamente!

 

2. Las aguas micelares

El agua micelar vale tanto para desmaquillar como para limpiar.  Contiene agentes limpiadores en forma de microesfera invisible, y atrae la suciedad liposoluble y la hidrosoluble. Es un «todo en uno» que yo en particular no uso, pero puede ser una opción para días puntuales. Esos días que no te apetece nada limpiarte la piel, llegas tarde a casa.. o para llevarte de viaje. Para una rutina de limpieza diaria hay otras opciones

 

3. El aceite de coco

Se recomienda aceite de coco para todo. Y para la piel no es lo mejor. Es comedogénico (obstruye los poros) y no deben usarlo nunca las pieles grasas o mixtas. Mucho menos si tienes acné.

 

En resumen

Si eres constante con la rutina de limpieza diaria, tal y como hemos visto, mantendrás tu piel limpia y la verás más bonita.

Te dejo la práctica en vídeo explicándote la doble limpieza: Vídeo doble limpieza

 

 

Estas entradas te pueden gustar:

 

¿Qué es natural y que se considera natural en cosmética?

Maioskin, cosmética natural hecha en Galicia

Conoce los beneficios del sol pero toma precauciones

 

Hola, soy Thania

Asesora en estética y cuidado de la piel

¿Buscas algo más?

Tu rutina ideal

Un plan de un mes para equilibrar tu piel y reducir sus imperfecciones

Siéntete a gusto en tu piel

Programa intensivo con rituales para recuperar tu bienestar y confianza

ebook

«Receta para una piel bonita» Una guía para conocer tu piel y sacarle todo el jugo

Comienza la ruta hacia tu belleza natural

Apúntate al newsletter y recibe tips para conseguir una piel más bonita